Miguel Berrocal, el escultor de la Cinecitá